viernes, 22 de agosto de 2008

SEXTA REUNION ORDINARIA EN JALPA ZACATECAS.

SEXTA REUNION ORDINARIA DE LA ASOCIASION ESTATAL DE CRONISTAS DEL ESTADO DE ZACATECAS "ROBERTO RAMOS DAVILA"N A.C.
JALPA ZACATECAS.
SABADO 8 DE DICIEMBRE DEL 2007.
AUDITORIO
DE LA CASA DE LA CULTURA
ANFITRIONES
C. ING. JOSÉ ALFREDO BUENO MARTINEZ PROFR. HECTOR P. GOMEZ SOTO.
PRESIDENTE MUNICIPAL CRONISTA VITALICIO
ASISTENTES.


1. Pedro Ascacio Ortiz, Mazapil, Zac.
2. Margarita Bustos Castañeda, Adjunta de Sombrerete, Zac.
3. J. de Jesús Camacho Manríquez, Sain Alto, Zac.
4. David Castañeda Román, Pinos, Zac.
5. Luis Gonzalo Cristerna Guardado, Ojocaliente, Zac.
6. J. Jesús de la Rosa Ramírez, Noria de Ángeles, Zac.
7. J. Manuel Esquivel de la Riva, Adjunto de Sain Alto, Zac.
8. Armando Elías Esquivel, Adjunto de Cuauhtémoc, Zac.
9. Domingo Flores y Flores, Gral. Enrique Estrada.
10. Bernardo García Durón, Adjunto de Juchipila, Zac.
11. Bernardino García Hernández, Genaro Codina, Zac.
12. Salvador Godoy Robles, Tepechitlán, Zac.
13. Pascual Gómez Soto, Jalpa, Zac.
14. J. Jesús Hermosillo y Medina, Salinas, S. L. P.
15. Ernesto Herrera Herrera, Cuauhtémoc, Zac.
16. J. Jesús Lara Martínez, S. Francisco de los Romo, Ags.
17. Ismael López Chávez, Gral. Pánfilo Natera, Zac.
18. Rogelio Ortiz Castillo, Adjunto de Chalchihuites, Zac.
19. Rigoberto Perales Garay, Miguel Auza, Zac.
20. David Pérez Barrios, Jerez, Zac.
21. Eleticia Quintero Lara, Moyahua, Zac.
22. Juan Antonio Reyes Castañeda, S. Francisco de los Romo, Ags.
23. Enrique Reyes Martínez, Nochistlán, Zac.
24. Enrique Ángel Reyes Valadez, Loreto, Zac.
25. Leonor Rodríguez Hernández, Villa Hidalgo, Zac.
26. Abad Erasmo Sánchez Piedra, Cañitas de Felipe P., Zac.
27. Rafael Serrano Rosales, Apulco, Zac.
28. José Trejo Reyes, Morelos, Zac.
29. Leobardo Viramontes Flores, Adjunto de Huanusco, Zac.




TEMAS.




1.- SOLICITUD PARA UN PUEBLO DE INDIOS EN JALPA. (12:36--- 12:50 =4 min.)
Lic. Domingo Flores y Flores. Gral. Enrique Estrada.

2.- LA CARTA DE JALPA. (12:50--- 12:54 = 4 min.)
Dr. J. Jesús Lara Martínez. San Francisco de los Romo, Ags.

3.- “SENTENCIAS”. (12:54---12:57 = 3 min.)
Bernardino García Hernández. Genaro Codina, Zac.

4.-FANTASMA EN JALPA. (12:59---13:02=3 min.)
Profr. Juan Antonio Reyes Castañeda. San Francisco de los Romo, Ags.

5- LOS HABITANTES DE JALPA NO LOS QUIEREN COMO VECINOS. (13:02--13:08 = 6 min.)
Lic. Leonor Rodríguez Hernández. Villa Hidalgo, Zac..

6.- ABRIL 6 DE 1944 TEMPLO DE JALPA, PROPIEDAD DE LA NACIÓN. (13:09---13:15 = 6 min.)
Armando Elías Esquivel. Adjunto de Cuauhtémoc, Zac.

7.- CELEBRACIÓN EN JALPA EN 1931. (13:20----13:35 = 15min.)
Mtro. José de Jesús Hermosillo y Medina. Salinas del Peñón Blanco, S. L. P.

8.- NOTICIAS DE XALPA EN LA REGIÓN CAXCANA. (13:35----13:50 = 15 min.)
Profr. José R. Trejo Reyes. Morelos, Zac.

9.- LA SOÑADORA DE JALPA. LEYENDA DEL SIGLO XVIII. (13:51-----13:56 = 5 min.)
Margarita Bustos Castañeda, Adjunta de Sombrerete, Zac.

10.- EL TEMPLO DEL SEÑOR DE JALPA. (13:57-----14:04 = 7 min.)
Profr. Pascual Gómez Soto, Jalpa, Zac.
1.- SOLICITUD PARA UN PUEBLO DE INDIOS EN JALPA. (12:36--- 12:50 =4 min.)
Lic. Domingo Flores y Flores. Gral. Enrique Estrada.

SOLICITUD PARA QUE SE DÉ A LOS INDIOS SOLARES PARA
CONSTRUIR SUS VIVIENDAS EN EL PUEBLO DE JALPA,
JURISDICCIÓN DE AGUASCALIENTES.
Despacho del Muy Ilustre Señor Regente sobre merced de solares.

(Al margen: autos). En la ciudad de Guadalajara, a 29 de Enero de 1785 el muy ilustre señor don Eusebia Sánchez, del consejo de su majestad regente presidente de esta real audiencia , gobernador de éste reino de la Nueva Galicia y comandante general de las armas: habiendo visto este expediente, y en él, el escrito presentado por parte de los vecinos españoles de el pueblo de Jalpa, jurisdicción de Aguascalientes, diciendo que dicho pueblo es cabecera antigua de parroquia, sin que haya en él las casas fábricas y lustres correspondiente, por no haber podido conseguirlos, diversos españoles que los habitaban los solares competentes, sobre que han hecho reiteradas instancias a los indios que se han negado a una solicitud tan justa y conforme a las reales disposiciones, pues aunque las leyes del dicho partido prohíben que en los pueblos y reducciones de indios vivan gentes de otras castas, las diversas circunstancias en que ya se halla el reino y ha proporcionado el tiempo, tiene no solamente sin observancia las indicadas reales disposiciones sino que de positivo se ha acreditado la utilidad que la vecindad de españoles trae a los indios en ellos, por lo que suplico a su señoría que por el interés que resulta a los mismos indios se sirvan tomar las providencias que sean de su superior agrado, a fin de que se asigne a dichos vecinos los solares competentes para que puedan fabricar en el expresado pueblo, protestando que en el breve término que se les señalare tendrán hechas las fabricas correspondientes. Vistos los documentos que ha dicho escrito acompaño, de los que aparece que habiéndose presentado ante el teniente de alcalde mayor de aquel pueblo pidiéndole que recibiese información acerca de la carencia que hay en él, de vecinos, para la mayor decencia del culto divino, si es cabecera, si alguno tiene solar, y por éste motivo se halla desamparada la iglesia y expuesta a cualesquiera robos y si se ha pretendido por varios individuos españoles el fabricar casas, y no lo han podido conseguir lo que mandado ejecutar por el dicho teniente por las disposiciones de sus testigos mayores y sin generales; resulta que dicho pueblo es cabecera muy antigua, que no hay en él, solar ni vivienda alguna de españoles, y aunque éstos lo han pretendido no ha sido accesible, y que concedida la licencia se dará culto a la parroquia, y que de éste beneficio redundará el destierro de muchos abusos que se han experimentado; el mismo teniente, en certificación que puso comprueba lo mismo que va relacionado, y en otra, dada por el cura y vicario de aquel partido, don Francisco Tomás Maldonado y Aguilar expresa que en el espacio de 12 años, que ha manejado y dirigido a aquellos naturales no ha podido conseguir la reducción y habitación de ellos en el pueblo y que en distancias considerables viven dispersos y augiados en los cerros, no obstante los reclamos y medios que ha practicado para ejecutarlo haciendo esto mismo para tener motivo de abrigar sus inobediencias, y poco respecto en que han sido sindicados considerando en este modo de habitaciones la abierta libertad de sus embriagueces, y otras malas costumbres sin poderlos atraer al culto y enseñanza de la doctrina cristiana, ni aún en los días festivos que a su contemplación ocurren a oír misa y palabra divina que siempre se resisten con temeridad, y omisión al cumplimiento de la iglesia, y que queriendo ocurrir al oportuno remedio se frustra por temor de los graves desacatos, y cavilaciones de los susodichos. Fue así el expresado cura, cómo sus antecesores han experimentado el atrevimiento de ellos, y algunas veces con riesgo de la vida, como le acaeció con el alcalde Alonso Sebastián, en que fue necesario para refrendar sus irrespetos, ocurrir a esta real audiencia que los indios del barrio de abajo el día martes de carnestolendas del año próximo pasado le levantaron la mano y se le arrojaron faltándole al respeto, y negándole la obediencia, porque les evitó los desórdenes, embriagueces, músicas y pagpaquis escándalos con que estaban en la puerta de la iglesia, con mujeres y banderas después de resistirse inobedientes a enviar sus hijos a la doctrina, a lo que ha dado lugar la soledad en que vive dicho cura, sin otro recurso que unas cuantas gentes de razón que habitan en el pueblo, con repugnancia de los indios, viviendo el teniente en los ranchos y extramuros, como así lo han hecho todos, lo que ha dado motivo a repetidos insultos y gravísimos excesos que con escándalo han cometido, y en que ha corrido riesgo la vida del párroco, no permitiendo los indios la sociedad, y compañía de gentes de razón, porque no se ponga el oportuno remedio a sus inobediencias y falta de sujeción, por cuyos motivos juzga dicho cura en conciencia que los vecinos españoles se radiquen y avecinden en dicho pueblo; visto el decreto en que mando su señoría que el alcalde mayor de la villa de Aguascalientes informase en el asunto, precediendo que se diese noticia al señor fiscal menor antiguos y como protector de indios la noticia dada, ha dicho señor ministro, el informe del teniente general de la villa de Aguascalientes don Miguel Antonio Gutiérrez en que expresa que no solamente contempla útil el establecimiento de los vecinos españoles en Jalpa, sino aún preciso y necesario, pues con ello se dará lustre ha dicho pueblo, y habrá de quien echar mano para la administración de justicia y que se civilicen aquellos indios, visto el decreto en que se mandó pasar todo a la vista del dicho señor fiscal, y lo que éste señor ministro expuso en su antecedente respuesta diciendo, que considerando que el espíritu de las leyes, e intensiones de los soberanos, expresas en el libro sexto, título tercero, ha sido siempre el que los indios sean instruidos en la ley evangélica olvidando sus falsos ritos y vivan cristianamente en concierto, y policía, lo que según certifica aquel párroco no se puede conseguir si no se les reparten solares a algunos españoles, resultando esto en beneficio espiritual, y temporal de los mismos indios, y reflejando que la misma prohibición de que entre ellos vivan gentes de otras castas, es por evitar el que les hagan malos tratamientos, que no les han hecho los pretendientes españoles que en Jalpa tienen radicada su vecindad, y que consiguientemente, cesa la razón que dio causa a la dicha prohibición no haya inconveniente en que se condescienda a la solicitud de aquellos vecinos españoles con tal de que los solares se les repartan en los sitios donde a los indios no se les siga algún perjuicio; con lo demás que consta, dijo su señoría que de conformidad con lo pedido por el dicho señor fiscal concedía y concedió su licencia a los vecinos españoles del pueblo de Jalpa para que puedan fabricar sus casas en los parajes en que a los indios no se les siga perjuicio, y el alcalde mayor de Juchipila o su lugarteniente a que corresponde dicho pueblo, procederá a señalar a cada uno, su respectivo terreno o solar, pagando por él anualmente a los indios su respectiva pensión, con que auxilien la paga de tributos, como así se ejecuta en otros de esta gobernación y encargándosele que haga inducir al pueblo los indios todos que se hallen dispersos en los cerros de sus inmediaciones y que vivan en sociedad, obedeciendo a su cura párroco y asistiendo puntualmente a las obligaciones que les corresponde cumplir los preceptos eclesiásticos, de oír misa los días festivos, de confesarse en el tiempo prevenido por la santa iglesia y de asistir a la doctrina cristiana a que les compulsará, y en el caso de resistencia dará cuenta para la providencia que hubiere lugar, y para todo célibe el despacho que corresponde que lo sea testimonio de éste auto.

Así lo proveyó su señoría mandó, y rubricó de que doy fe. Señalado con una rúbrica.

Ante mí: Juan Hesiquio Rodríguez.

Fuente: Archivo histórico del estado de Zacatecas.

Fondo: Tierras y aguas.

Serie: Tierras.

Fecha: 1785-1788.

Expediente: 406.
2.- LA CARTA DE JALPA. (12:50--- 12:54 = 4 min.)
Dr. J. Jesús Lara Martínez. San Francisco de los Romo, Ags.
LA CARTA DE JALPA.
Me emociona verlos, volver a la jaula, como el pájaro fugitivo, para saludarlos, abrazarlos y compartir nuestros afectos. Sé que algunos ya no están por accidentes de la vida, otros por voluntad de Dios.

Qué bueno que Dios me hizo llegar hasta aquí. Y me refiero a este grupo de personas que aman la historia, la amistad y el compañerismo. Que saben darse y recibirse. Que se gozan de cariños y de buenas voluntades y maneras. La vuelta es más bien corregir las ausencias, llenar la silla, como muchos de ustedes lo han hecho para bien de su interior.

Volver a gozar del camino, de los pueblos, de las gentes. Gratificarme con la sonrisa de la joven provincia, la dulzura de las personas, la amabilidad de su voz y su risa. Volver, volver es volver a nacer.

Gozar de las travesuras del contador, de los albures de Luís, las charras de "Compadre" y sus cantos bohemios, románticos y bravíos, la bonhomía de cada uno y la calidad de sus trabajos. De José de Jesús, de Manuel, de Héctor Pascual, de Juan Antonio, de José de Jesús Hermosillo, de Armando, de Raúl, de Enrique, de Juan, Francisco, de todos y todas que me hacen suspirar por ser tan a todo dar.

Regreso pidiendo al creador que les de salud y bienestar en esta navidad y en todos los años que disfruten de esta nuestra vida.

3.- “SENTENCIAS”. (12:54---12:57 = 3 min.) Bernardino García Hernández. Genaro Codina, Zac
“SENTENCIAS”.
Como es de todos conocido que durante el Siglo XIX, y otras épocas se aplicaba la pena de muerte por jueces y jefes de acordada principalmente a quienes cometían delitos de robo y asalto y por causas de índole político como sucedió en Jalpa el año de 1870.

“A un reo le colocaron una soga al cuello para colgarlo de un árbol de ocote y les devolvió" " 12.00 pesos que robó en el rancho de los "Figueroa”, propiedad de Doña Manuela Trujillo y Rancho de Amoxochitl llevando a cabo cinco asaltos.

Que en la fuga que se dio en Enero, dejó muertos algunos guardias, Domingo Gutiérrez, sobrino de Ignacio y Nazario Quezada, Ignacio de 30 años era del rancho de la "Aguja", y que estuvo preso en Juchipila por robo de caballos que los trajo del "Paseadito", por orden de Don Jesús Arechiga y que se fue porque la puerta estaba abierta y que se llevó dos rifles que se los entre­gó a Jesús Viramontes y que a Juan Herrera le pidió dinero por orden de Jesús Aréchiga, que los sables y rifles los recibió D. Luis D. Guerra, para las fuerzas de García de la Cadena. Nazario es de 23 años es soltero que robó y que es del rancho de la Aguja", que se le apresó por el, partido liberal y que es solado de Trinidad García de la Cadena, detenido 24 horas del 27 de mayo a las 11 de la mañana.

En el primero se encontraron elementos por los delitos de robo, plagio, asalto, delito de fuga, e hiriendo a los guardias, así como robo de armas que las entregó a otra autoridad el día 27 de mayo del año de 1870, por ello se condena para ser pasado por las armas y se ejecuta a las 6:30 de la tarde de hoy haciéndoles saber su causa a los reos cúmplase, remítanse los testimonios al Supremo Gobierno._ Brígido Rodríguez, Jefe político del partido de Juchipila. - Antonio Rubalcaba, Secretario.- Mayo 31 - 1370. Jalpa, Zac.

Hay casos de hechos revolucionarios que por ser gente más alejada de los jefes políticos o sin mucha trayectoria quedan inéditos y no se conocen por el pueblo.
4.-FANTASMA EN JALPA. (12:59---13:02=3 min.) Profr. Juan Antonio Reyes Castañeda. San Francisco de los Romo, Ags

FANTASMA EN JALPA.

El siguiente trabajo cae en terrenos de la leyenda, nuestros pueblos son ricos en ellas y prácticamente no hay uno que no las tenga, sin lugar a dudas la más conocida es la de la Llorona de origen mexica y que se ha aparecido en todos los rumbos de la geografía nacional; los sucesos de las leyendas tienen más de maravillosos que históricos o verdaderos pero son parte de la idiosincrasia de los pueblos. Apenas hace poco más de un año que el Mtro. Enrique Ángel Reyes nos entregó el hermoso trabajo titulado Tradiciones y Leyendas de Loreto, y hoy en relación a este libro quiero recordar una leyenda que anduvo de boca en boca de los jalpenses a mediados del siglo pasado y que bien puedo llamar El fantasma de Jalpa.

Sucede que se apareció un anciano, - que en ese tiempo tenía dos años de muerto, - y los jalpenses se referían con explicaciones tan vivas y tan detalladas que el relato fue aceptado como cierto.

En el templo de San Antonio, - que ese tiempo estaba a medio construir y que el titular era el Sr. Cura D. Roberto Reyes, entró a él en días pasados, un joven que era sobrino del Sr. Cura de nombre Antonio Macías, quien vio a un anciano postrado; al pasar junto a él, el anciano le habló diciéndole: "Dile al Sr. Cura que mande escarbar el nicho donde se encuentra el altar de Santa Rosa de Lima y encontrarán algunos ornamentos y candelabros".

El muchacho después de haber prestado oído fue a dar el recado al Sr. Cura y éste preguntó a su sobrino quién le había explicado aquello.

Después de que el joven Macías dio el lugar de mención, escarbaron y después de algunas horas, descubrieron una caja de madera con ornamentos. A un lado, otras dos cajas con ocho candelabros cada una.

Después de la correspondiente sorpresa, el señor Cura, su sobrino y algunas otras personas que presenciaron el acto, sacaron como consecuencia que el anciano que les había dado el "pitazo" de aquello, era el espíritu de Don Antonio Bautista, que murió cuando contaba con 90 años de edad y después de haber comenzado a levantar el templo de mención. También se dedujeron que en la época de los cristeros, cuando peligraban todas las cosas relacionadas con los Templos, el mencionado anciano, enterró los ornamentos y los candelabros.
5- LOS HABITANTES DE JALPA NO LOS QUIEREN COMO VECINOS. (13:02--13:08 = 6 min.)
Lic. Leonor Rodríguez Hernández. Villa Hidalgo, Zac..

LOS HABITANTES DE JALPA NO LOS QUIEREN COMO VECINOS.
(1a parte) (hoja de membrete que dice Secretaria de Gobierno del Estado libre de Zacatecas)

Para la resolución que estime conveniente el Congreso Constituyente, el gobierno me ordena incluir a vuestra señoría la solicitud del Alcalde 1° de Jalpa, sobre pretensiones de Población en aquel recinto por los que habitan los ranchos de la misma comprensión según se advierte en el propio documento.

Casa del Estado Libre de Zacatecas, Diciembre 31 de 1823 _3°_2° y 1°
Por falta de Secretario mayor Marcos de Esparza (rúbrica)

Ciudadanos, Diputados, Secretarios del Congreso Constituyente de este Estado.

(2a parte)
Muy Ilustre Señor.

El alcalde primero constitucional del Pueblo de Jalpa: Con el más profundo rendimiento representa a Vuestra Señoría y dice: Que mucho honrados vecinos que tienen su residencia en los ranchos de esta mi comprensión pretenden agregarse con sus familias a esta población; al efecto piden terreno para construir casa, lo que se les ha concedido según costumbre muy antigua por mis antecesores llevando por método de darle valor al terreno que van ocupar; cuyo valor y el agregado del diez por ciento quedan reconociendo a rédito anual (y censo)de un cinco por ciento que toca al fondo de Arca de Comunidad de Indios de este Pueblo; este terreno en que se les da posesión es de aquellos que no ocupan los naturales; pero como en el día lo impiden estos, y siendo muy anexo a la policía el aumento de población suplico a Vuestra Señoría se sirva dar su superior orden al calce de este, o ya llevando a delante la antigua costumbre, o si se debe atender a la oposición de los Indios, como V.S. lo determine y mande, que será como siempre, lo mejor y más acertado.
Dios y libertad. Pueblo de Jalpa Diciembre 19 de 1823._3°_2° y 1°

Muy Ilustre Señor.
Nazario Flores (rúbrica)

Del Estado libre de Zacatecas 31 de Diciembre de 1823_1°
Dada esta al Congreso con esta solicitud se sirva mandar en sesión ordinaria de hoy; pase a informe de la Comisión permanente de Gobierno. La que con tal objeto entregamos en dos fojas utilices, y lo firmamos los presentes secretarios.
M- Torre Secretario Arrieta Secretario (rubricas)

(3a parte)
Al margen: 1a lectura 2a id. vuelve a la comisión enero 28/24 está pendiente

Con fecha 15 del último Diciembre representa [presenta] a este Congreso el Primer Alcalde de Jalpa sobre la renuencia que manifiestan los indios naturales de aquel pueblo para que en el se avecinden varias familias honradas de sus inmediaciones que lo solicitan. La comisión permanente de gobierno, vista con el mayor detenimiento esta consulta, y haciéndose cargo de las grandes ventajas que resultan tanto a la sociedad, como a la población, de que se reduzcan a pueblos las familias que se hayan dispersas por los ranchos, califica de injusta la oposición que presentan los indios; se debe; pero no perdiendo de vista la singular política con que se debe proceder para que estos tengan en conocimiento de sus deberes haya de necesidad la Comisión, que con la mayor dulzura se les instruya a estos naturales, que por cuanto ya todos somos iguales, que ya no hay diferencia de castas, y todos hemos salido de aquel gobierno tirano, transformándonos de esclavos, en libres ciudadanos; no hay mérito para que en los pueblos que antes se llamaban de indios no se avecinden cuantos ciudadanos gusten. Así opina la Comisión de Gobierno; pero el Congreso dispondrá con más acierto lo que sea más justo.

Sala de Comisiones en la Casa del Estado Libre federado de Zacatecas 1° de Enero de 1824_1° de la Instalación del Congreso.

Juan Román
Mariano Fuertes de Sierra
José María Herrera (rubricas).


Fuente: AHEZ
Fondo: Poder legislativo
Serie: Comisión de Gobierno
Caja # 1 COI E25

6.- ABRIL 6 DE 1944 TEMPLO DE JALPA, PROPIEDAD DE LA NACIÓN. (13:09---13:15 = 6 min.)
Armando Elías Esquivel. Adjunto de Cuauhtémoc, Zac.
ABRIL 6 DE 1944 TEMPLO DE JALPA PROPIEDAD DE LA NACIÓN.

En seguida se mandó hacer presente uno de los testigos presentados, quien habiendo sido presentados, como los anteriores por sus generales dijo llamarse NICOLÁS FLORES VIRAMONTES , viudo, agricultor y sastre, de 56 años de edad, originario y vecino de esta ciudad, con domicilio en el barrio de San Antonio, casa sin número, que no tiene ningún parentesco con ninguna de las partes ni consanguíneo, que viene a declarar no tener interés en este asunto; ni es amigo íntimo ni enemigo de ninguna de las partes. Que viene a declarar lo que le consta de ciencia cierta, pues que ha quedado impuesto del delito en que incurren los que incurren los que declaran en falso, ante alguna autoridad judicial, examinando conforme al interrogatorio presentado, contestó a la primera.- que sí los conoce. A la segunda.- que sí.- a la tercera.- que las colindancias de la iglesia son al Norte con la calle del Santuario, al Sur, con propiedad de Gonzalo González y la señora Agripina González de Sandoval, al Oriente con la señora Concepción Sandoval y al Poniente con la calle de Álvaro Obregón, a la cuarta.- que sí.- a la quinta que también es cierto .- que lo declaró le consta por el conocimiento personal que de la iglesia tiene de los inmuebles sobre los cuales ha declarado, desde hace muchos años, ratifican lo expuesto leído que fue, Nicolás Flores, Antonio Arechiga E. Romero M, Procuro González.

Acto seguido después del interrogatorio de los señores testigos, se procedió a tomar las medidas del contorno de la iglesia y así dar fe de ellas, midiendo al Norte por la Calle del santuario pero en dos líneas rectas pero contiguas, la primera perteneciente a los dos atrios y la segunda a los corrales de la casa cural, son de sesenta y tres metros y treinta y tres metros respectivamente, hace esquina y da frente al Oriente con treinta metros, se vuelve a hacer esquina y da frente Sur con nueve metros, en línea inclinada se vuelve a dar frente Oriente con cinco metros sesenta y cinco centímetros. Otra línea inclinada que da frente Sur con tres metros setenta centímetros que da frente al Poniente; Sur, trece metros, Oriente inclinado cinco metros, norte cuatro metros, oriente nueve metros ochenta centímetros,, sur cuatro metros, Oriente catorce metros quince centímetros, Sur quince metros sesenta centímetros, oriente trece metros cincuenta centímetros, Sur con tres escalas de a un metro cada uno que dan frente Oriente que es frente Sur, cuatro líneas que miden, tres metros, ocho metros treinta y cinco centímetros, y nueve metros veinticinco centímetros respectivamente otro al Sur con quince metros para llegar a la calle de Álvaro Obregón, sobre esta calle de Sur a Norte se midieron cuatro metros, vuelve a dar frente Norte con cinco metros, frente Poniente con diez metros, frente Sur con ocho metros a salir otra vez a la última calle mencionada, de allí al Norte, dando frente Poniente cincuenta y dos metros hasta encontrar la esquina Norte Poniente donde empezó la medida. Interrogados los suscritos en el atrio se da fe de tener a la vista el Templo del Señor de Jalpa al frente, ostentando dos torres, la del lado Norte mide treinta metros de altura y la torre del Sur mide 23 metros de altura, la construcción es de mampostería del siglo XVII, la casa cural, los corrales y demás bardas son de adobe, encontrándose todos estos inmuebles en buen estado de uso, se da igualmente fe de haber visto aparte del templo propiamente dicho, dos sacristías, dos atrios, la casa Cural con siete piezas, dos corredores y el corral que tiene su entrada por la calle del Santuario con lo que concluyó dicha diligencia, declarando que con fecha Abril 6 de 1944 el Agente del Ministerio Público Federal de Distrito Serafín Ortiz Ramírez y Juez el Lic. Carlos Novales Toledo y el Secretario Lic. J. Espiridión González Jr. Y como actuario el Lic. Jorge Flores Morelos y sus testigos, Nicolás Flores, Antonio Aréchiga E. Romero M. Procuro González. Se declara la Capilla Parroquial dedicada al señor de Jalpa y sus anexos, ubicada en la Plaza Principal de la ciudad de Jalpa, Zacatecas como propiedad de la Nación.

Fuente; Archivo de la Casa de la Cultura Jurídica del Estado de Zacatecas, Serie Civil, año 1944
7.- CELEBRACIÓN EN JALPA EN 1931. (13:20----13:35 = 15min.)
Mtro. José de Jesús Hermosillo y Medina. Salinas del Peñón Blanco, S. L. P.
CELEBRACION EN JALPA EN 1831.

A pesar de la importancia del pueblo de Jalpa, en la primera mitad del siglo XIX, no era más que uno de tantos asentamientos en esta región de los Cañones.

Imaginemos la traza sinuosa de sus calles confluyendo casi todas en la plaza. Las casas, unas suntuosas, otras modestas pero todas rebosantes y animosas por la laboriosidad de sus habitadores.

Las arboledas circunvecinas de las sierras y montes, todo aromoso a resinas, la floración silvestre en sus praderas, y las cultivadas en las huertas, dando frescor y alegría a la vida pueblerina. Y no olvidemos el canto rumoroso de los arroyuelos en tiempos de lluvias.

Los edificios públicos más importantes eran, sin duda, la casa del Ayuntamiento y ese relicario con el Santo Cristo de Jalpa, que es su Parroquia.

La religiosidad tan arraigada en la gente era altamente reconocida por el Obispado de Guadalajara al que pertenecía.

Corría el año de 1831, tiempo en que se gozaba de cierta paz, luego de la Guerra de Independencia y otros enfrentamientos civiles.

La sede Episcopal estaba acéfala por muerte del Obispo, hasta que fue nombrado sucesor el Dr. José Miguel Gordoa y Barrios, natural de Sierra de Pinos.

Tan fausta noticia, fue comunicada en un Edicto del 22 de agosto, por el Dr. Diego Aranda y Carpinteiro, Gobernador, Provisor, Vicario General y Canónigo de la Catedral de Guadalajara, al entonces Cura Interino de este Pueblo, Don Arcadio Cairo.

Con motivo de la consagración y toma de posesión del nuevo Obispo, en la Parroquia se organizó una celebración.

El 1 de Septiembre se dieron tres repiques solemnes. Si las campanas actuales son las mismas de aquel tiempo, debieron haberse escuchado como alegres risas de niñas.

También se quemó algo de pólvora en el cementerio de la Iglesia, que tal vez estuvo en el atrio, y otra pólvora frente a la puerta de la casa cural.

El día 3 por la noche, se iluminó el templo y la casa cural en su exterior. Aquellas cazuelejas con mechones alimentados con aceitillo, o velas de sebo o cera de abeja. Todo debió de resplandecer como una ascua.

También la casa sede del ilustre Ayuntamiento, las Casas Consistoriales y las de algunos vecinos pudientes, lucieron alumbrado.

Se repicó de nuevo, hasta por 5 veces, desde las 7 hasta las 11 de la noche, cada hora, y al mismo tiempo tronaban cuetes que se tiraron desde la puerta del curato, de las Casas Consistoriales y particulares.
A la torre subieron todos los músicos del pueblo desde las 7 hasta las 11 de la noche. Hay que imaginar la gran algarabía y la interpretación de las canciones de la época. Una serenata en las alturas, en honor del nuevo Obispo y en deleite de todos los fieles.

El día siguiente que fue domingo 4. En el templo el cura leyó el Edicto con las Bulas de preconización del Obispo y pronunció un discurso alusivo; luego celebró misa solemne y se cantó un Te Deum (acción de gracias) acompañado con buena música.

Todo esto quedó anotado en el libro de Gobierno de la Parroquia el lunes 5 del mismo mes y año.

Se levantó una acta de esta solemnidad firmada por el supradicho Cura Arcadio Cairo y el Notario nombrado, Mauricio Flores. (1).

Y ya que hablamos de cosas eclesiales, tres jalpenses han servido en la Diócesis de San Luis Potosí:


REMBERTO VIRAMONTES MAGALLANES.

Nació en Jalpa el 8 de noviembre de 1918; hijo de Jesús Viramontes y Josefina Magallanes.

Ingresó al seminario de San Luis en 1936.

Lo ordenó de presbítero, el Obispo Gerardo Anaya y Díez de Bonilla, el 1 de noviembre de 1947. De esto, hace 60 años.

Sirvió como párroco en Armadillo, Villa de Reyes y Charcas y desempeñó otros cargos.

Una sobrina de él, Olimpia Viramontes, es amiga de mi familia y reside en San Luis Potosí. Ella viene todavía con cierta frecuencia a Jalpa a visitar a su hermana Arelia. Olimpia es buena cocinera y me prepara unos chiles rellenos al horno cuando voy a visitarla; pero se enoja porque no voy muy seguido ¿Por qué no has venido? Es que tengo mucho trabajo, no me alcanza el tiempo, le contesto.

- Te haces indejo pos qué, ni que fueras tan importante, me replica.

Pero volvamos con su tío el sacerdote, quien murió el 31 de octubre de 1983; y sus restos descansan en el Santuario de San José en San Luis y ahí mismo están los de su madre Doña Josefina quien nació aquí en Jalpa el 7 de noviembre 1896 y murió en San Luis el 23 de Noviembre de 1973, o sea 10 años antes que su hijo.

En esas mismas criptas hay varios zacatecanos, que descansan ahí porque eran muy amigos del presbítero Juan Antonio Benítez García, natural de Salinas del Peñón Blanco y que fue capellán hasta su muerte del citado Santuario, donde construyó para sí su mausoleo.

ROBERTO SANDOVAL VIRAMONTES

Tal vez primo de Remberto, fue Roberto Sandoval Viramontes, nacido aquí el 21 de junio de 1923; hijo de Adalberto Sandoval y Rogelia Viramontes.

Estudió en San Luis y Montezuma, Nuevo México U. S. A., siendo ordenado presbítero por el Obispo Gerardo Anaya y Díez de Bonilla, el 12 de octubre de 1947, en la Catedral de San Luis Potosí.

Sirvió en Matehuala, Villa de Arriaga, Villa de Reyes, Río Verde, Santo Domingo, Bocas y Villa de Arista, falleciendo en éste punto, en julio de 1993. Allí mismo fue sepultado (2)


JOSE MARIA ORTEGA ROBLES

De este eclesiástico jalpense, ya me ocupé la vez anterior, y aunque en silla de ruedas, me lo he encontrado por las calles de San Luis Potosí, lo saludo y entre plática y plática le llegan los recuerdos de ésta su tierra, la bella y risueña Jalpa con su Cerro del Mixtón.


REFERENCIAS
1- A.H.A.G. ARCHIVO HISTORICO DEL ARZOBISPADO DE GUADALAJARA. Sección: Gobierno, Parroquia de Jalpa, 1822- 1837. expediente 16, caja 1.

A.H.A.S.L.P.. ARCHIVO HISTORICO DEL ARZOBISPADO DE S.L.P. SACERDOTES DIFUNTOS.

8.- NOTICIAS DE XALPA EN LA REGIÓN CAXCANA. (13:35----13:50 = 15 min.)
Profr. José R. Trejo Reyes. Morelos, Zac.
NOTICIAS DEL SEÑORÍO DE XALPA EN LA REGIÓN CAXCANA.

8 de diciembre de 1541.- Barbados salvajes, montados a caballo, portando armas de fuego y arrastrando cañones invaden el Señorío de Xalpa.

El Virrey Antonio de Mendoza argumentando defender los derechos de Dios y del Rey comete toda clase de atrocidades.

Los valerosos caxcanes de Xalpa dirigidos por el esforzado PETÁCATL, TLATOANI o gobernante de su nación, defienden hasta con su vida sus pertenencias, las cuales, eran el motivo de la voracidad de los invasores, consistían en jacales, milpas, patria, cielo, agua y aire, pero sobre todo mujeres e hijos.

Los legítimos propietarios por luchar y defenderse, son acusados de herejes, anticristianos, bárbaros e inhumanos.

Estas y otras noticias sobre el asunto han sido divulgadas por cronistas de diferentes épocas. En esta reunión de cronistas zacatecanos, debemos recordarlas y divulgarlas para conocimiento de las nuevas generaciones. Los hechos más bien parecen ficción, pero la realidad es que fueron tan verídicos como el clima cálido de la actual Jalpa.

Son muchos los documentos, en los cuales se puede consultar la Historia de la conquista de los españoles sobre la región caxcana. Esta nación se encontraba ubicada dentro del territorio de lo que ahora son los municipios del sur de nuestro Estado de Zacatecas, entre ellos: Nochistlán, Juchipila y Jalpa, donde ahora nos encontramos.

Por los cronistas y escritores de aquella época, hoy sabemos que la cruel invasión ocurrió a partir de marzo de 1530 con la llegada de Ñuño Beltrán de Guzmán a Nochistlán, población vecina y hermana de las ciudades caxcanas de la región.

Entre los autores que hablan de estos acontecimientos, podemos citar:

A Fray Antonio Tello en: La Crónica Miscelánea de la Santa Provincia de Jalisco. A Alonso de la Mota y Escobar en: La Descripción Geográfica de los reinos de la Nueva Galicia, Vizcaya y Nuevo León.

A Juan de Sámano en: La Relación de la Conquista de los Teules Chichimecas.

A José López Portillo y Weber en: La Conquista de la Nueva Galicia.

Estos y otros escritores citan los escalofriantes hechos ocurridos en todo el territorio caxcán.

Es cierto que los aborígenes se habían defendido a muerte en el Peñol en Nochistlán, que Tenamaxtli con su gente bravía había provocado la muerte del sanguinario Pedro de Alvarado. También es cierto que Tenamaxtli o don Diego el Zacateco, al pedirle la rendición Miguel de Ibarra a nombre del Virrey Antonio de Mendoza, según la versión del Padre Tello, contestó... que no querían darse la paz, que ellos estaban en su tierra, que se fuesen los españoles a las suyas y allá las tuviesen... y terminada la discusión le dieron una rociada de piedras y de flechas que lo obligaron a retirarse con harta prisa.

Seguramente es cierta también la versión de García Icazbalceta, cuando nos dice que al llegar Diego Hernández de Proaño a tomar posesión de la encomienda de Xalpa en 1540, Petácatl y su gente no lo recibieron y lo corrieron bajo una lluvia de piedras y no sólo eso, sino que destruyeron la capilla que tenían en construcción los franciscanos.

Pero también es cierto lo que expone el Lic. Alberto Flores Tiscareño autor de la obra titulada EL ORIGEN Y LA DESTRUCCIÓN DE XALPA... Los caxcanes no podían entender la explicación que daban los españoles cuando decían que estas tierras habían sido descubiertas por España y por el hecho de haberlas encontrado pertenecían ya al Rey Carlos V... y dice el mismo autor: recordemos que para un cacicazgo caxcán, todas las tierras, montes, aguas y animales del señorío les pertenecían y nadie podía ser usufructuario de las mismas si no pertenecía al cacicazgo. No era comprensible aquello de que, la propiedad poseída desde siempre por sus antepasados ahora alguien la había descubierto y por eso ya no les pertenecía.
Como quedó dicho, en la toma y destrucción de las ciudades caxcanas, todos los escritores y cronistas coinciden en la narración de hechos verdaderamente escalofriantes, pero hay un caso donde los hechos son narrados con la veracidad de un cronista auténtico, con la imparcialidad resultante del horror que produce la vivencia, máxime, cuando esta se experimenta observando la impiedad y la criminalidad aplicadas en contra de hermanos de sangre y raza.

Según nos dice el Lic. Alberto Flores Tiscareño en la obra ya citada, esa vivencia la sintió como en sangre propia el RESPETABLE CRONISTA ACAZITLI, era este un indígena que venía entre los españoles y estuvo en las acciones de la guerra del Mixtón así como en la toma y destrucción de Xalpa, había sido cacique del pueblo de tlalmanalco, provincia de Chalco y bautizado con el nombre de Francisco de Sandoval.

ACAZITLI se hizo acompañar por su súbdito Gabriel de Castañeda, indígena principal de Colomochco, un pueblo de Michoacán; éste había aprendido ya la lengua del conquistador y se le ordenó que escribiese la jornada, día a día, conforme participaran en ella. A diferencia de otros crónicas, ésta es la única escrita por alguien que participó en los hechos y en el mismo día en que sucedieron.

Después de las sangrientas luchas que 'se habían dado en Nochistlán, después de que Xiuhtecuhtli, Señor de Juchipila había sido ahorcado obscuramente por Miguel de Ibarra, después de la sangrienta guerra del Mixtón, Petácatl se quedó sin aliados.

Y nos dice la crónica de Gabriel de Castañeda: el sábado 10 de diciembre de 1541, el Lic. Francisco Maldonado, Oidor de la Real Audiencia de México y sus huestes vinieron a Xalpa arrastrando cañones, armas nunca vistas en el señorío, al llegar apresaron a dos indígenas y les cortaron la manos, detuvieron también a dos mujeres a las que además de cortarles las manos les cortaron los pechos....y sigue narrando lo acaecido entre el 11 y el 17 de diciembre, para luego agregar... El día 18 de diciembre, el virrey Antonio de Mendoza ya se encontraba en Xalpa y al igual que Maldonado se dedicaron a realizar los más crueles tormentos con los cautivos.
A doce de ellos los pusieron en línea frente a una pieza grande de artillería y en presencia de los demás les dispararon, sus cuerpos despedazados volaron por los aires, parecía un remolino y fueron a caer sus manos y sus carnes sobre la gente...

Acto seguido se tomaron a 17 prisioneros y se les colgó de los árboles, a otros 17 se les formó en paredón y se les dio muerte a flechazos.

En este festín macabro, participaron también los perros, a éstos se les soltaron cinco indígenas para que los mataran y junto al Virrey Mendoza se ahorcaron en una segunda tanda a seis indígenas más.

Durante esos días se cortaron todos los árboles y se desbarataron y asolaron todas sus cercas, se destruyeron hasta no dejar piedra sobre piedra los centros ceremoniales y el juego de pelota que se encontraban al pie del cerro del Cuahuitépetl...

Los días 19 y 20 de diciembre el Virrey continuaba asesinando por el río y acuchillando a todos aquellos caxcanes que se encontraba.

Según López Portillo y Weber, Años después el Virrey Antonio de Mendoza, cuando fue sujeto a interrogatorio, justificó los actos represivos respondiendo en estos términos: Digo que soy sin culpa en este cargo, porque yo no mandé aperrear, ni haber justicia de los indios contrarios, ni ponerlos en fila para que les tirasen con tiros de artillería, porque el licenciado Maldonado y Cristóbal de Oñate que andaban conmigo, mandaban hacer la justicia que convenía y fue en poca cantidad y de pocos y aun que fuera demás a mí no pareciera mal como a general, teniendo respeto a los muchos y muy feos y enormes delitos que los indios revelados hicieron contra Dios Nuestro Señor y contra su majestad... los indios y negros que obedecían las órdenes, dieron en ellos como se hace en España con los herejes e infieles que se les acuchilla y mata en el camino, sin que sea cargo de la justicia y convino aperrear algunos indios para el escarmiento y más temor en lo de ahí adelante...

Total muy inocente el Señor Virrey; con esa inocencia, pudo pasar a la historia como uno de los mejores virreyes del dominio español, qué sería de los otros. Con esas mismas actitudes ese otro personaje de nombre Cristóbal de Oñate luego alcanzó el título de fundador de la ciudad de Zacatecas y hasta le rendimos honores.

Así las cosas, no puedo ni quiero entender aquello de que ellos tuvieron que actuar conforme las circunstancias que vivían; lo que pasa es que eran inhumanos, no conocían y menos practicaban el cristianismo con el que pretendían convencer, era su ambición y su sed de venganza por lo ocurrido en el Peñol de Nochistlán lo que los movía, eran inútiles en el convencimiento, al grado de que los mismos frailes los acusaron frente al Rey de infames y de criminales; los miles de indígenas tlaxcaltecas o de otras regiones pretendieron huir al ver las masacres, lo que no lograron pues la intimidación y las amenazas de los conquistadores no se hicieron esperar

Según Flores Tiscareño. Petácatl desapareció de las crónicas y no se vuelve a saber nada de él.

De todo ello, queda ahí como testigo el cerro de Cuahuitépetl, cuyo significado es Nido de águilas o donde las águilas hacen sus nidos; ahí está al oriente de la actual ciudad de Jalpa. Hoy se le conoce como el cerro del santuario, ahí los días 19 de diciembre de cada año se reúnen los habitantes de la región, unos, los menos, a venerar la imagen de la virgen de Guadalupe, otros a despilfarrar lo poco o lo mucho que tienen, dejando correr por sus venas los ríos de alcohol.

Hasta aquí las noticias de este Jalpa mineral, bello rincón zacatecano, donde los agradables recuerdos de acciones realizadas en estas tierras, durante 12 años de mi vida, vuelven a aparecer en el mapa de mi memoria.

9.- LA SOÑADORA DE JALPA. LEYENDA DEL SIGLO XVIII. (13:51-----13:56 = 5 min.)
Margarita Bustos Castañeda, Adjunta de Sombrerete, Zac.
LEYENDA DEL SIGLO XVIII.

Esta leyenda tuvo lugar en la ciudad de Jalpa Zacatecas, en los albores del siglo XVIII.

Vivía en la hermosa ciudad de Jalpa, una joven de singular belleza, de escasos 21años, pero en esos lugares de la provincia zacatecana, y en esa época muchas jóvenes ya estaban casadas y con Hijos.

María Guadalupe Medina Muñoz el nombre de esta joven, de familia de clase media acomodada, tenía acceso a la amistad de jóvenes, los cuales le parecían insulsos y sin gracia.

En los paseos dominicales Lupita sobresalía de las demás muchachas, su grácil figura alta, con un Hermoso, pelo largo, ojos verdes expresivos y una sonrisa contagiosa, invitaban a los jóvenes a abordarla y declararle su amor, mas sin embargo, como veían dichos jóvenes que todos eran rechazados, llegó el momento en que ninguno se le acercó.

Pasó el tiempo... Lupita veía casarse a sus familiares y amigas, mas sin embargo ella estaba sola, no se explicaba por qué no llegaba a su vida el ser amado especial. Al preguntarle la gente que cómo era su hombre ideal, ella contestaba: un hombre trabajador, guapo, gentil que venga montado en un hermoso corcel blanco. Todos los días por las tardes se dirigía a la iglesia pidiéndole a la virgen de Jalpa, que le enviara a ese ser especial con el que ella soñaba.

El día 7 de Diciembre soñó que la virgen le daba un haz de trigo, diciéndole al mismo tiempo, que tenía que ir de rodillas al templo del Señor de Jalpa, y que cada tramo lanzara a su derecha una pequeña espiga de trigo, y que al final encontraría lo que buscaba.

Por la mañana al despertar mayúscula fue su sorpresa, al ver el haz de trigo sobre su Buró. 'Tomo una frazada y se dispuso hincada a peregrinar a dicho templo, llevaba un buen tramo, cuando en una calle apareció un apuesto jinete montado en un corcel blanco; ella rezando no se percato de esto.

El corcel iba comiendo despreocupadamente las pajillas de trigo que lanzaba. El apuesto jinete miraba de reojo a Lupita, al llegar a la iglesia había terminado con el haz de trigo, el joven bajó de su montura dándote la mano a Lupita, la ayudo a levantarse del piso, sus rodillas estaban algo sangrantes; el ofreció gentilmente su pañuelo ligeramente mojado del agua de una fuente cercana, ella agradeció sonriente el gesto, se iba a retirar cuando se percato que un corcel Blanco se acercaba al guapo mancebo, en ese instante Lupita comprendió que se había obrado el milagro. Lo demás es fácil de imaginar... Se casaron y vivieron felices.

(Por mucho tiempo las madres decían a sus hijas "Si quieren conseguir un buen marido, récenle a la virgen de Jalpa y pídanle el milagro como lo pidió Lupita".
10.- EL TEMPLO DEL SEÑOR DE JALPA. (13:57-----14:04 = 7 min.)
Profr. Pascual Gómez Soto, Jalpa, Zac.
EL TEMPLO DEL SEÑOR. DE JALPA.

Se inició su construcción en el Siglo XVII (año de 1637 en el mismo lugar donde habían edificado los naturales la capilla primi­tiva que era con muros de adobe, techo de vigas y terrado, venerando a apóstol Santo Santiago. El templo actual, consta de una cruz latina que mide aproximadamente 42 mts. de largo por 8 de ancho, con un crucero corto en sus laterales. El altar es reciente y no es acorde a la estructura de la construcción, está fabricado de cantera con un estilo gótico en su conjunto, cubierto de laminilla dorada de 14 quilates. El nicho central está dedicado al Señor de Jalpa, Cristo de caña, que al parecer su ori­gen es del siglo XVII y fue traído por el fraile franciscano Antonio de Segovia y otorgado a los indígenas quienes con su fe poco a poco lo hicieron el Santo Patrono, sustituyendo al Señor Santiago el que fue venerado como patrono hasta el jueves santo del año de 1822, cuando sucedió el incendio del templo. En el lateral izquierdo lo ocupa la Virgen de la Inmaculada y el lateral derecho el Señor San José con el niño de la mano. Frente a los pies del Señor Cristo de Jalpa está colocada la Virgen de Guadalupe, sobre el tercer peldaño de la repisa base.

En el lateral derecho del crucero se encuentra el altar que está integrado por dos columnas cilíndricas que rematan con capiteles dóricos por cada lateral, que son el sostén de una repisa de forma triangular haciendo en su armonía arquitectónica un altar de estilo clásico, el nicho lo ocupa la Virgen del Rosario.

El altar del lateral izquierdo del crucero es del mismo estilo, variando únicamente en la terminación de la repisa que tiene la forma de arco medio carpanel y en la base triperalte en el que descansa­ la Virgen de Guadalupe.

En el interior del templo destacan 4 arcos torales que son el soporte de la bóveda cóncava de aristas. El crucero es sólido con sus pechinas que soportan una cúpula de media naranja que tiene 4 ventanas rectangulares que son focos de luz natural hacia el interior. La cú­pula remata con una linternilla.

En el muro lateral derecho se localizan dos nichos empotrados que son ocupados por la Virgen de la Soledad y San Francisco; en la parte superior del mismo muro están distribuidas 3 ventanas rectangu­lares. En el muro del lateral izquierdo se ubica un nicho empotrado dedicado al Sagrado Corazón de Jesús; en el mismo muro lateral se encuentra una puerta que sirve de acceso al templo, y por la parte superior del muro se localizan 2 ventanas rectangulares. El coro es amplio y con una balaustrada de madera.

La fachada de la parroquia es de un barroco incipiente elaborado por canteros indígenas, lo que lo hace notable e importante. Tiene como acceso central al templo un arco romano de medio punto con monograma grabado posiblemente la de un penacho indígena, el arco es sostenido por dos columnas de estilo churrigueresco indiano que son cortas; sobre este descansa una repisa segmentada de medio punto con una. Alegoría de relieve que sirve de sostén a una pequeña imagen de Santiago Apóstol, por sus laterales lo unen a un cordel franciscano labrado; sobre el cor­del se desplaza otra repisa segmentada con monograma al centro, esta re­pisa sirve de base a 2 nichos, uno por cada lateral con imágenes no identificadas y una ventana rectangular que proporciona luz natural al coro. Los nichos son cubiertos por repisas; arriba de la ventana rematan pequeñas columnas laterales de capiteles cuadrilongos que sostienen las caras del sol y luna con rasgos faciales indígenas, un poco arriba de estas figuras que se encuentran en el segundo cuerpo de la fachada. Se visualiza una alegoría demasiado complicada para descifrarse ya que ningún especialista ha podido traducir lo concerniente. El frontispicio remata con una acrotera que tiene al centro una cruz. Sobre la cornisa de la acrotera y por la parte central se eleva una cruz labrada. (Algunos datos de la parroquia fueron proporcionados por el Profr. Héctor P.-Gómez Soto, Cronista Municipal).

Por el lateral izquierdo de la fachada se ubica una ventana con un marco labrado semejando ramas. Sobre el, mismo muro lateral iz­quierdo existen un círculo que es representativo a un sol indigna. En el mismo lateral se desplanta el primer cubo base de la torre que tiene 4 arcos cortos y en el segundo cuerpo de las torres cambia la estructura -con un cubo alargado y arcos de más longitud que sirven para dar visibi­lidad a las campanas. la torre culmina con un tercer cuerpo de bóveda en forma de capulín empotradas en muros de terminación semicircular con orificios.

En el lateral derecho de la fachada se desplanta un cubo base que aloja al reloj y sobre el cubo está construida una espadaña de 2 arcos inferiores y un arco en la parte superior los que en su conjunto soportan a 3 campanas. La espadaña es representativa y singular como las que estaban las capillas indígenas del siglo XVI y XVII.

El atrio es bastante amplio y protegido con una barda que termina con una arquería invertida. en la parte del centro del atrio se-, encuentra una bien detallada cruz atrial.

* Templo de San Antonio.

Construcción reciente a finales del siglo XX. La fachada es de cantera rosa de estilo Barroco, con puerta de acceso central de arco romano rebajado resguardado por columnas bilobuladas e incrustadas sobre otras de mayor espesor las que proyectan triglifos salientes; columnas que cargan una repisa y sobre ella se elevan columnas semicuadrilongas demasiado cortas las que sostienen el circulo que adorna un rose­tón octagonal que proporciona luz al interior de la nave. En la parte superior remata con una cornisa que es el sostén de una concha bastante bien labrada, en la que descansa el nicho que cobija la imagen de San Antonio.
CRÉDITOS

Coordinación.
Profr. Enrique Ángel Reyes Valadez
Cronista de Loreto, Zac.
y
Secretario de la Asociación de Cronistas del Estado de Zacatecas A. C. “Roberto Ramos Dávila”
Diseño.

Luis Sandoval Negrete.


Fotos.

Luis Sandoval Negrete
Hugo de la Rosa de Lira.
Profr. Pascual Gómez Soto.





Diseño.

Luis Sandoval Negrete.


Fots.

Luis Sandoval Negrete
Hugo de la Rosa de Lira.
Profr. Pascual Gómez Soto.
















E N E R O 2 0 0 8.